SOBRE MI

FORMACIÓN

Psicólogo de corriente psicoanalítica egresado de la Universidad de Buenos Aires, poseo dos posgrados con especialización en Clínica Psicoanalítica con Adultos y uno en Clínica Psicoanalítica con Adolescentes, y actualmente me encuentro realizando la Maestría en Psicoanálisis en la UBA.

Experiencia y trayectoria profesional en el ámbito particular e Institucional; brindo tratamientos psicológicos a adolescentes, adultos, mayores y parejas.

  • Licenciado en Psicología egresado de la Universidad de Buenos Aires

  • Posgrado con especialización de la Clínica Psicoanalítica con Adultos

  • Posgrado sobre la "Subjetividad de la Época y Transformaciones del Síntoma en la Cura" (Hospital General de Agudos Dr. Teodoro Álvarez).

  • Posgrado sobre "Elaboraciones Psicoanalíticas Sobre la Adolescencia" (Hospital General de Agudos Dr. Teodoro Álvarez).

Como analistas somos testigos de ese lugar del síntoma como testimonio y desde los cuales el sujeto se interroga por su padecer. Concibo terapia psicológica como un trabajo en donde paciente y profesional son igual de importantes y, en el trabajo conjunto, se podrá lograr encontrar la origen de los problemas. Es fundamental ofrece un tiempo y una escucha, cederle la palabra a quien acude a la consulta y otorgarle la verdadera importancia a lo que el paciente tiene para decir. Acudir a una consulta es un encuentro con aquello que se nos presenta sin sentido, muchas veces angustiante, algo que nos hace pregunta, para entonces poder abordarlo y encontrar una respuesta.

 

Como profesional intento proponerme siempre nuevos retos y estar en constante aprendizaje y formación. Considero que lo mejor de mi profesión es poder aprender de cada una de las personas con las que trabajo, todas las personas que han pasado por mi consulta me han enriquecido tanto a nivel profesional como personal.

MI EXPERIENCIA

Durante mi formación profesional me desempeñé como voluntario en la esfera pública, he realizado prácticas en el Instituto Ameghino De Salud Mental, en el Hospital Psiquiátrico Municipal José Tiburcio Borda y en el Hospital Psiquiátrico Braulio Aurelio Moyano.

En la esfera privada me desempeñé 2 años en el "CENTRO DOS", asociación civil para la asistencia y docencia, atendiendo pacientes que acudían al centro con diversas dolencias emocionales. En el marco de mi formación profesional en la institución mi tarea era generar en el paciente la posibilidad de una entrada en análisis  reviendo cuestiones de su vida personal generando cambios positivos en la misma.

Actualmente desarrollo mi actividad profesional en la esfera privada, tanto sea en mi consultorio particular, como en el centro de atención psicológica al cual pertenezco. 

MODALIDAD DE TRABAJO

Cuando el paciente se contacta se conviene con el mismo su disponibilidad horaria informándole los posibles turnos para concertar el primer encuentro que constará de una entrevista inicial. La consulta no implica de por sí el inicio de un tratamiento pero sí instala su posibilidad. Ésta primera entrevista es de orientación frente a la problemática que se plantee, estableciéndose las condiciones del tratamiento en cuanto a la modalidad, frecuencia y honorarios.

Las sesiones tienen una duración aproximada de 45/50 minutos y la freciencia estimada suele ser semanal, pero ésta última puede ser modificada en función de las necesidades de cada caso.

EL ESPACIO ANALÍTICO

El espacio está dirigido al “encuentro” de todo aquel que posea algún malestar por el cual desee ser escuchado. La vida nos confronta con diferentes situaciones que nos desestabilizan y llevan a formularnos preguntas que nunca antes habíamos considerado.

La propuesta del espacio es darle un lugar a todo aquello que de algún modo nos inquieta o agobia, y así poder reducir el malestar o el padecimiento que esto nos provoca. La posibilidad que instalan los interrogantes desplegados en el análisis permite desentrañar los distintos motivos que podrían estar influyendo en la angustia y el malestar por los cuales se consultó y en los cuales una persona muchas veces se encuentra “atrapado”.

La paulatina “revelación” de esto desconocido tendrá un efecto de alivio no sólo del sufrimiento particular por el que se consultó, sino que le habilitará al paciente mejorar así la calidad en todos los ámbitos de su vida.

Acudir a una consulta debiera concebirse como un encuentro con aquello que se nos presenta incomprensible, caótico, sin sentido, incluso angustiante, para entonces poder abordarlo, nombrarlo.

© 2014  Lic. Rodrigo B. Ríos   /   11-2313-5187    /    lic.rrios@hotmail.com